Demsa‌ ‌construye‌ ‌el‌ ‌primer‌ ‌centro‌ ‌de‌ ‌ensayos‌ ‌de‌ ‌extinción‌ ‌en‌ ‌interiores‌ ‌de‌ ‌Latinoamérica.‌ ‌

Diseñadas para los ensayos de agentes espumígenos, estas instalaciones permiten la ejecución de ensayos bajo normativas internacionales aislando las variables exógenas que actúan sobre un incendio.

En el 2012 Demsa construyó su centro de investigación y desarrollo, que en virtud del equipamiento, los procesos de automatización y los recursos humanos intervinientes, lo colocaron en los más altos estándares internacionales.

La tecnología de punta de este laboratorio, bautizado CENAE (Centro de Ensayos Normalizados de Agentes Extintores), permite formular y ensayar con un altísimo grado de exactitud los distintos parámetros de los productos, hecho que le valió la acreditación ISO 17.025, la normativa internacional en la que se establecen los requisitos que deben cumplir los laboratorios de ensayo y calibración.

A pesar de las adversidades ocasionadas por el Covid-19 en el 2020, Demsa continuó con su filosofía de inversión en el país y amplió las instalaciones de CENAE construyendo el primer centro de ensayos de extinción bajo techo de Latinoamérica y el tercero de América, ya que existen sólo otros dos similares en los EEUU.

En estas instalaciones se pueden aislar los parámetros exteriores que influyen sobre los ensayos, brindando la posibilidad del monitoreo constante de las variables que inciden en la evolución de un incendio.

Esto permite obtener datos más precisos, ayuda a observar más claramente el comportamiento del agente extintor (AFFF y AR-AFFF) y en consecuencia a elaborar formulaciones cada vez más efectivas en la lucha contra incendio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *