Con el apoyo de la Cámara Argentina de Seguridad y otras entidades afines, se llevó a cabo una nueva edición del evento de ADEA

El presidente de la Asociación de Ergonomía Argentina – Lic. Walter Amado – inauguró las Jornadas destacando un hecho que sin dudas marca un punto de inflexión en el ámbito profesional del sector y que tiene un enorme impacto para toda la industria.

“Hace exactamente 12 años aparecía en nuestras vidas y por primera vez en la historia de nuestro país una Resolución, la Nº 295/2003, que en su primer anexo legisla sobre ergonomía. Aquí, la ergonomía deja de ser invisible para las empresas, organismos públicos, privados, ART, inspectores, gremios, etc. y por supuesto para los trabajadores.

Esta normativa, discutida, con defectos y virtudes, recomienda contar con un PEI (Programa de Ergonomía Integrado) y métodos de valoración para la espalda y miembros superiores de los trabajadores. Este año, precisamente el 24 de abril de 2015 (fecha que recordaremos por siempre), sale publicado en el Boletín Oficial, la Resolución 886 “Protocolo de Ergonomía”. Después de mucho trabajo de la Comisión Asesora Permanente, donde uno de sus integrantes es la ADEA, se logró otro importante paso: dar visibilidad legislativa a los profesionales con conocimiento en ergonomía.

Este hito legislativo inédito, marca un antes y un después en la historia de la ergonomía de nuestro país. Ahora más que nunca, como Asociación, debemos debatir los futuros pasos de esta progresiva construcción, que acompañará la evolución de este nuevo contexto normativo.

Una vez diseñado y definido el camino, lo transitaremos juntos, dando previsibilidad y aportando, de a poco, una masa crítica sustentable.”

En el ámbito del evento, se procedió también a dar la bienvenida a la nueva Comisión Directiva que encabezará la entidad hasta el año 2018 y que contará con la participación de nuestro Presidente, Alberto Ruibal como miembro del Comité Asesor Permanente.

La nueva gestión se ha propuesto, entre otros objetivos, el desarrollo de la institución a nivel federal, “abriendo participación a las provincias y a los miembros que la representan, sumando nuevos asociados, e invitando a integrarse al trabajo de las comisiones vigentes. Regionalizar el país, con representantes en cada una de ellas.”

El camino hacia la construcción del Protocolo de Ergonomía ha sido sin dudas un esfuerzo colectivo de profesionales del sector y ahora queda como objetivo prioritario sentar las bases profundas para el ejercicio de la profesión del ergónomo / especialista en Argentina, tomando la experiencia de otras asociaciones de ergonomía en Latinoamérica y alineándolo al trabajo de regulación de legislación actual.

No se admiten más comentarios